Cambia tus pensamientos, cambia tus acciones.

No importa qué es lo que te abruma, son tus pensamientos los que te abruman. Quizás no puedas cambiar el mundo entero en este momento. Quizás no puedas cambiar tu vida en este momento, aunque puedes hacer algo. Puedes lavar un plato. Puedes lavarte la cara con agua fría. Puedes salir a tomar aire fresco. Puedes plantar una flor, puedes quitar una mala hierba. Puedes hacer una caminata. Puedes volver a tu casa, si no lo haces como una persona diferente, al menos en un estado diferente.

Via “Sendero espiritual”

http://www.senderoespiritual.com/cambia-tus-pensamientos-y-cambia-tu-vida-2