El dia que deje de ser social en la “red social”

Muchos días, muchas horas, muchos momentos son los que pasamos en las redes sociales, compartiendo, con parte de nuestros amigos, familiares, conocidos y desconocidos, abriendo parte de nuestras vivencias al mundo, sin embargo me pregunte a partir de un comentario de mi gran amigo Ehe ¿Realmente estas viviendo estas experiencias al 100%?, ¿no era mejor tener una excusa para platicar frente a frente con una cerveza y disfrutar del lenguaje corporal, y todo lo que conlleva la NO interpretación de un hecho a través de fotos o monologos en una red social? , esto me dejo pensando, que NO solo es generar contenido es mantener la “comunicación” que genera ese contenido.

Adicción FB

Estamos llegando a una era totalmente nueva donde la comunicación asincrona entorpece nuestras relaciones sociales y emocionales reales y tangibles, debido al tiempo necesario para poder satisfacer esta “socialidad”, estamos dejando de lado el disfrutar la experiencia de aprender nuevas cosas, de ser mejores personas, de compartir las emociones en una buena comida, con las sonrisas que explotan en sonidos y expresiones de felicidad, necesitamos voltear fuera de la red social y encontrar la fuente de creatividad que se ve opacada por la necesidad de “compartir contenido”, necesitamos crear mejor contenido en nuestras vidas, para todo esto necesitamos TIEMPO, tiempo invertido actualmente en internet, yo por mi parte me he dado cuenta que tengo varias cosas que hacer antes de “compartir contenido”, tengo que educar y guiar a mis dos hijos, tengo que mejorar y expandir el patrimonio de mi familia, tengo que CREAR nuevas y mejores cosas, necesito enfocar mi tiempo en la creación tangible de cosas que hagan de mi vida y la de los mios, mas agradable más confortable y sobre todo más feliz, necesitamos autoregularnos, si deseamos convertir los sueños en realidad.

PD. La adicción al contenido es igual o más peligrosa que una adicción fisica, como lo son el cigarro, el alcohol y las drogas, ya que es mas delgada la linea entre decidir cuando ya es suficiente y cuanto esta bien.