El mayor don que puedes ofrecer es tu felicidad

El mayor don que puedes ofrecer a otro es tu felicidad, pues cuando te hallas en un estado de alegría, felicidad o gratitud, estás plenamente conectado a la Corriente de la Fuente de Energía pura y positiva que eres.

Cuando estás en ese estado de conexión, cualquier objeto o persona que constituye el objeto de tu atención se beneficia de tu atención.

Nadie necesita que hagas ciertas cosas para que ellos se sientan satisfechos, pues todos tienen acceso a la misma Corriente de Bienestar que tú. Con frecuencia, otros (que no saben que tienen acceso a esa Corriente) son conscientes de su incapacidad de situarse en un lugar que les haga sentirse bien y te piden que te comportes de una determinada manera para sentirse ellos mejor. Pero no sólo te sitúan a ti en una posición incómoda al tratar de hacerte responsable de su dicha, sino que ellos también se colocan en una situación de esclavitud. Pues no pueden controlar la forma en que otra persona se comporta, y si necesitan ejercer ese control para sentirse felices significa que tienen serios problemas.

Tu felicidad no depende de lo que hagan los demás.

Tu felicidad no depende de lo que hagan los demás, sino de tu equilibrio vibratorio. La felicidad de otros no depende de ti, sino de su equilibrio vibratorio, pues la forma en que uno se siente, en todo momento, depende única y exclusivamente de su combinación de energías . La forma en que tú te sientes es simple y claramente el indicador del equilibrio vibratorio entre tus deseos y tus vibraciones, que emites desde tu punto de vista. No existe en el Universo nada más importante para ti que saber que La vibración que emites coincide con la vibración de tus deseos, y la forma en que te sientes te indica si permites que se produzca tu conexión con la Fuente o no. Todo sentimiento positivo, toda creación positiva, toda tu riqueza, claridad, salud, vitalidad y Bienestar, en suma, todas las cosas que consideras benéficas, dependen de la forma en que te sientes ahora mismo y la relación que esa sensación- vibración guarda con la vibración de quien eres y lo que deseas.

This entry was posted in Vida.
One comment on “El mayor don que puedes ofrecer es tu felicidad
  1. Dr. gracias por remepndorse. Cuando digo que no siento el mismo placer no me refiero a perdida de sencibilidad en el clitoris mas bien es que no puedo alcanzar el orgasmo a traves de la penetracion solamente . Siento como si tuviera la vagina un poco ancha y no hay mucha friccion. Recientemente visite mi ginecologo y el me dice que soy una mujer completamente normal.

Leave a Reply

Your email address will not be published.